Sentimiento sensual

Alguien cierra los ojos lentamente y se sumerge en una oscuridad silenciosa que envuelve el escenario de las sensaciones más delicadas y sensibles a la vez que más hermosas y bellas. Bucea en la oscuridad palpando a su alrededor y encontrando un cuerpo que se deja acariciar.

Alguien siente un leve roce de una mano que se extiende con delicadeza sobre su piel provocando que su cuerpo se estremezca en tal sutil encuentro y generando un halo de estímulos que incitan al desenfreno.

Dos cuerpos que se descubren en la oscuridad, se acarician, se rozan, se saborean, sus labios se buscan y se apasionan en un jugoso beso, se entremezclan y se fusionan en un sólo cuerpo, en un acto de emociones que despiertan la belleza sensocial de los dos entes en un sólo núcleo de amor compartido.

El ritual cargado de sensualidad que acompaña al acto sexual entre dos cuerpos pletóricos de pasión, representa uno de los momentos íntimos más bellos que pueda experimentar el ser humano con su semejante.

Enriquece tu belleza sensorial dejando que tu cuerpo experimente emociones sensuales que le dan vida a él y tu alma.

 

“Deja a un lado la humildad. Sabes muy bien cuánto vale tu belleza. Encuentro misterio en cada una de las partes de tu cuerpo. Veo brotar desde el fondo de tus pupilas una fuente inagotable de ternura y sensualidad. En la comisura de tus labios florece la mala hierba que seduce a los hombres como si se tratara de una flor carnívora. Lo que toques con tus manos o con tus pies se ilumina de júbilo, así como se va purificando el suelo al paso de los dioses.”
Jun’ichirō Tanizaki

 

Pedro Guerra – En la oscuridad. Composición que te sumerge en sentimientos sensoriales a descubrir en un encuentro de dos cuerpos en la oscuridad.♫

La belleza escondida en los márgenes

Vivir en los márgenes al sur de las urbes, crecer en los márgenes del subdesarrollo, ser desplazado al margen de las fronteras, limitar el margen de libertad del individuo, sufrir en los márgenes de la salud, penar en el margen de la vida, gritar en el margen de la desesperación, llorar en los márgenes de la soledad, rezar en el margen del pavor a desaparecer, buscar en los márgenes de la sobrevivencia, agotar el margen en los límites de los recursos naturales, robar bajo los márgenes de la ley, deslizarse al filo de cualquier margen limita la existencia de belleza humana, natural o emocional.

Sin embargo, la actitud ante los márgenes puede alumbrar hilos de esperanza que reflejan la belleza más sensible y delicada. En el margen al sur de la urbe alguien crea un comedor social y con ayuda de mucha voluntad se da de comer a los más necesitado; en los márgenes del subdesarrollo una niña, con sus pocos recursos, se forma para conseguir un futuro que cambie la tendencia socio política de su entorno; en el margen de la frontera una joven lactante amamante a un bebé huérfano; en el margen de la opresión alguien recauda apoyos de presión social y con la ley desmontan al tirano que limita libertad; en el margen de la salud alguien lucha con toda su fuerza y tesón superando la enfermedad; en el margen de la vida surge un abrazo y un te quiero para siempre; en el margen de la desesperación llega la calma y el sosiego; en el margen de la sobrevivencia un trabajo digno y valorado te saca de la adversidad; en el margen de los recursos naturales un tallo se abre camino en el asfalto y la naturaleza siempre se impera en la Tierra.

La belleza siempre se puede encontrar al otro lado de la calle o al doblar la esquina, no te rindas en el margen de los márgenes porque siempre se puede hallar y dar con ella para aliviar ese límite.

 

“Las palabras son sólo piedras puestas atravesando la corriente de un río. Si están allí es para que podamos llegar al otro margen, el otro margen es lo que importa.”
José Saramago

 

Pedro Guerra – Márgenes. Canción que refleja los sentimientos en el margen de los márgenes.♫