El motor de la vida, Carpe Diem

“Carpe diem, quam minimum credula postero” (Aprovecha el día de hoy; confía lo menos posible en el mañana) expresión latina pronunciada por el poeta romano Horacio (65 a.C. – 8 a.C.) para expresar la necesidad de aprovechar las oportunidades del presente porque en un futuro pueden que no existan. En la Historia de la literatura universal se ha ido utilizando la expresión Carpe Diem como invitación a no dejar pasar el tiempo o para plasmar la actitud de disfrutar en el presente cada placer de la vida sin pensar en el desconocido futuro.

En cualquier caso es una filosofía de vida que nos impulsa a vivirla intensamente disfrutando de cada momento diario como si fuera el último y a saber valorar lo que tenemos, por poco que sea, y lo que es más importante con quién lo disfrutamos, porque el futuro no esta escrito sino que lo vamos escribiendo con nuestro caminar, sin poder retrocere para volverlo a distrutar y teniendo en cuanta que cualquier paso puede ser el último y dejemos de escribir el relato de nuestra vida.

Esta filosofía es plenamente ética y sana en el respeto por el prójimo, por el medio ambiente en el que vivimos y por el amor a todo cuanto nos es querido, con la solidaridad, amistad e igualdad que ello requiere en cada acto de la vida, sin tener que hacerlo por criterios religiosos que, al contrario del Carpe diem, están motivados por un futuro maravilloso en el paraíso de los dioses.

Hay que vivir fiel a uno mismo, sintiendo cada momento con energía y pasión, siendo feliz en cada oportunidad y extrayendo la belleza de cada instante porque el reloj del tiempo que marca la vida es imparable, persistente, tenaz y veloz.

Enseñemos y eduquemos a los peques en el Carpen Diem ya que la enseñanza en las escuelas no lo suele practicar, para que aprendan a sacar la sustancia base de la vida y no se queden en alcanzar sólo objetivos materiales.

 

“Coged las rosas mientras podáis;
veloz el tiempo vuela.
La misma flor que hoy admiráis,
mañana estará muerta.”

Primera estrofa del poema “A las vírgenes, para que aprovechen el tiempo” – Robert Herrick

 

Carpe Diem (Dead Poets Society) – Maurice Jarre. Homenaje a la película El Club de los Poetas Muertos que simbolizó toda una filosofía en la educación que pone en práctica la expresión Carpe Diem.♫