Música sin palabras

Desde que la poesía y la música conjugan en la misma composición, una se envuelve en la otra y la otra en la una, resultando difícil apreciar la belleza de cada una de ellas en esa unión. Música y poesía fluyen juntos en una melodía que apreciamos en su conjunto y cuya belleza es armónica.

Pero la mayor belleza nace cuando una de ellas se desplaza para dar paso a la otra y dejarla crecer por si sola, consiguiendo una nueva composición que asombra con un resplandor nuevo de sorpresa y deleite para todos los sentidos auditivos y sensoriales, emanando un torrente de sentimientos que exploran todo tu cuerpo hasta el final de la última nota que te despierta de ese embriagador momento.

Eso ocurre en alguna de las pocas composiciones con las que nos deleita Manolo García entremezcladas con otras muchas que conjugan poesía y música. Aunque encuentre belleza en ambas, las primeras son mas apreciadas porque dejan entreabierta la puerta a tus propios sentimientos.

“La Música empieza donde acaba el lenguaje”

-E.T.A. Hoffmann-

 

Manolo Garcia – La atunara. Poesía musical sin palabras ♫

La atunara es una composición de Juan Carlos García contenida en Para que no se duerman mis sentidos de Manolo García.