La vida es vivir

La vida es un camino que hay que vivirlo saboreandolo lentamente aunque desde que se nace, con la protección que da un lecho, se aborda apasionadamente y con toda la intensidad que da el descubrirlo, como si se fuera a terminar al día siguiente.

La vida se vive inicialmente de forma feroz, alimentandose por instinto de supervicencia, atendido por los progenitores de una forma dosificada para poder sobrevivir en esa vida.

Vida que, en cuanto se empieza a tener algo más de independencia, se quiere volar más deprisa que la carrera anterior, en vez de caminar y seguir madurando, aunque eso permite que mucho del enriquecimiento personal que adquiera en esa etapa.

Con el tiempo esa carrera se va haciendo el caminar que a lo largo de la vida va trayendo el sosiego y el ritmo más meditado de las vivencias, pero con el riesgo de ir entrando fácilmente en una monotonía que te envuelve en un leitmotiv que merma el vivir.

La vida es para descubrirla en todas sus facetas hasta el final de ella, para engullirla en dosis pequeñas y continuadas hasta embriagarse, para desarrollarse plenamente en todos los sentidos de la misma, para aprender a vivierla y exprimirla hasta la última gota, para amarla y disfrutarla hasta estar extasiado de su belleza, pero también para tropezarse, sufrirla y levantarse de nuevo porque la vida es para vivirla.

Porque el tiempo pasa volando

cuando haces lo que te gusta

pero también pasa sin detenerse

cuando no te gusta lo que haces.

Y cuando llegas a su final

ya es tarde para vivirla

porque después no queda nada más

que lo que hayas dejado en los recuerdos

de con los quien has convivido,

no hay más vida que la que has vivido

ni más oportunidades de vivirla

y no hay más paraiso que la Tierra que has conocido,

ni más infierno que los dramas que has padecido.

SE FELIZ Y HAZ FELIZ A LOS QUE TE RODEAN,

AMA EN LA UNICA VIDA QUE TENEMOS

PORQUE A LA VIDA SE VIENE A VIVIR,

PORQUE UNA VEZ QUE NO ESTAMOS,

EN LOS DEMAS ESTA TU EXISTENCIA

Y EN LO QUE HAYAS DEJADO EN LOS DEMAS,

LOS HAYAS QUERIDO O LOS HAYAS ODIADO.
 

“La vida es una obra teatral que no importa cuánto haya durado, sino lo bien que haya sido representada.”
Lucio Anneo Séneca

 

“La humanidad es un árbol de hoja perenne donde sus vidas van brotando a la vez que otras van marchitandose para desaparecer en su raíz.”
Gonzalo Huertas

 

Ismael Serrano – Regalo para un primer cumpleaños. Canción que aprovecho para dedicar al nacimiento de un nuevo retoño y al último en partir.♫

 

Vivir sin deidad suprema

Toda religión, monoteísta o no, se basa en la adoración de uno o varios seres superiores, al que se le atribuyen poderes creacionistas y al que supeditas tu vida terrenal sobre todas las cosas, porque después de la muerte te verás sometido a su juicio para conseguir una mejor eternidad en el paraíso o en una mejor reencarnación. Tal es así, que cada dios es a imagen y semejanza del grupo religioso que lo ha creado, a la medida de sus necesidades, miedos y esperanzas.

La fe en un dios, siendo un acto personal, se asume por motivos sociales, familiares y/o emocionales, presionados por la herencia colectiva del grupo en el que se nace, que nos hacen ver en ese dios lo que somos, pensamos y deseamos. Por eso, las religiones son un fenómeno colectivo.

Pero por otro lado, si no contamos con un dios en la fórmula de la vida, la tolerancia y generosidad deben tener un valor único, completo y universal, teniendo un comportamiento ético al sentir lo que es correcto, como resultado de nuestras relaciones sociales y nuestra evolución como especie.

El fundamento esencial del ser humano es la libertad, una libertad real, física y tangible que sólo tiene sentido si está acompañada de la libertad de pensar, la libertad de decir y por tanto de la libertad de creer, con información suficiente y fiable para elegir con una buena base de conocimiento. Y cuando esa base está fundamentada por leyes naturales, leyes físicas y argumentos científicos, la ausencia de creencia en deleidades es la lógica más aplastante de la razón, eso es ser ateo. Por eso, el ateismo es una decisión profundamente individual.

Soy Ateo porque creo en la evolución de las especies como origen de los seres que pueblan la Tierra, soy Ateo porque creo en el Big Bang como explosión que dio origen al Universo, soy Ateo porque creo en las leyes de la naturaleza y de la física, soy Ateo porque creo en la libertad de conciencia, la razón humana y el conocimiento científico como impulsor del progreso y del bienestar de un sistema ético que fomenta la tolerancia y comprensión, el respeto mutuo y la responsabilidad de uno con el medio que cohabita. Soy Ateo porque amo la Vida. Porque la vida es la única oportunidad que tenemos de actuar correctamente con nosotros y con los demás, de disfrutar y gozar de lo que tenemos y creamos, de ser como somos, de sentir lo que nos rodea y de hacer sentir a los que nos rodean, evitando el mal y buscando el bien. BUSCANDO LA BELLEZA QUE ILUMINE LA RETINA Y ALIMENTE LOS SENTIDOS EN LA UNICA VIDA QUE VIVIMOS.

 

“Afirmo que ambos somos ateos. Simplemente creo en un dios menos que usted. Cuando entienda por qué usted descarta todos los demás dioses posibles, entenderá por qué yo descarto el suyo.”
Stephen Henry Roberts

 

Coldplay – The Scientist (Español).Todos los escritos son interpretables, como la letra de esta canción cuyo destinatario es una mujer pero podría ser la ciencia e incluso un dios según el escenario que la acompañe, sin embargo la Ciencia sólo tiene un camino, la Verdad demostrable.♫

 

NOTA.- Existe mucha literatura sobre el ateismo pero para iniciarse recomiento “!No, por Dios! (Ateísmo para principiantes)” de Mauricio-José Schwarz.

Alcanzando la alegría de vivir

La mayor belleza del ser humano está en su alegría de vivir, sí de vivir sintiendo, compartiendo, queriendo, amando, disfrutando, entregando, saboreando, cuidando, mimando, apreciando, respetando y sonriendo, sí sonriendo la alegría de vivir.

Cuando la salud no acompaña, cuando se pierde lo conseguido, cuando no tienes lo querido, cuando todo parece ir mal, es cuando se aprecia todo ello y para no añorarlo hay que practicarlo, con y sin salud, con y sin lo conseguido, con y sin lo querido, estando bien o mal, hay que perseguir la risa, la felicidad, la alegría de vivir.

Una simple sonrisa de una boca, una mirada que te busca, la rica humedad de unos labios que te esperan, una suave caricia que se desplaza por toda la piel, un beso en la nuca que te recorre la columna, un gesto de cariño procedente de la más tierna infancia, una visión más allá de la vanalidad, un hilo de esperanza que sobrepasa el horizonte, un gesto de auxilio cuando más se necesita. Todo ello y muchos otros sencillos gestos humanos aportan alegría de vivir.

El verde intenso de un prado, el azul suave de un cielo abierto sobre un liso horizonte, el rojizo entrelazado de las nubes de un cálido atardecer, el verde oscuro de un bosque de encinas, el azul turquesa de las aguas del mar, el rojo intenso de un campo de amapolas, el blanco resplandeciente de una sierra nevada, el negro ceniza de un paisaje de lava apagada, el beige anaranjado de la arena que se desplaza en las dunas de un desierto, el ocre arcilloso de una tierra labrada. Toda una gama de colores que nos proporciona alegría de vivir observando la variada naturaleza del planeta Tierra.

Vive, siente y disfruta de todos y cada uno de los momentos que emanan el sentimiento humilde de la alegría de vivir porque crea vida en lo más profundo de tu alma.

 

“Entre todas las alegrías, la absurda es la más alegre; es la alegría de los niños, de los labriegos y de los salvajes; es decir, de todos aquellos seres que están más cerca de la naturaleza que nosotros.”

Azorín

 

Alegría de vivir – Ray Heredia. Todo un clásico en el cancionero español cuya letra bucea en el interior de los sentimientos buscando la alegría de vivir.♫

El motor de la vida, Carpe Diem

“Carpe diem, quam minimum credula postero” (Aprovecha el día de hoy; confía lo menos posible en el mañana) expresión latina pronunciada por el poeta romano Horacio (65 a.C. – 8 a.C.) para expresar la necesidad de aprovechar las oportunidades del presente porque en un futuro pueden que no existan. En la Historia de la literatura universal se ha ido utilizando la expresión Carpe Diem como invitación a no dejar pasar el tiempo o para plasmar la actitud de disfrutar en el presente cada placer de la vida sin pensar en el desconocido futuro.

En cualquier caso es una filosofía de vida que nos impulsa a vivirla intensamente disfrutando de cada momento diario como si fuera el último y a saber valorar lo que tenemos, por poco que sea, y lo que es más importante con quién lo disfrutamos, porque el futuro no esta escrito sino que lo vamos escribiendo con nuestro caminar, sin poder retrocere para volverlo a distrutar y teniendo en cuanta que cualquier paso puede ser el último y dejemos de escribir el relato de nuestra vida.

Esta filosofía es plenamente ética y sana en el respeto por el prójimo, por el medio ambiente en el que vivimos y por el amor a todo cuanto nos es querido, con la solidaridad, amistad e igualdad que ello requiere en cada acto de la vida, sin tener que hacerlo por criterios religiosos que, al contrario del Carpe diem, están motivados por un futuro maravilloso en el paraíso de los dioses.

Hay que vivir fiel a uno mismo, sintiendo cada momento con energía y pasión, siendo feliz en cada oportunidad y extrayendo la belleza de cada instante porque el reloj del tiempo que marca la vida es imparable, persistente, tenaz y veloz.

Enseñemos y eduquemos a los peques en el Carpen Diem ya que la enseñanza en las escuelas no lo suele practicar, para que aprendan a sacar la sustancia base de la vida y no se queden en alcanzar sólo objetivos materiales.

 

“Coged las rosas mientras podáis;
veloz el tiempo vuela.
La misma flor que hoy admiráis,
mañana estará muerta.”

Primera estrofa del poema “A las vírgenes, para que aprovechen el tiempo” – Robert Herrick

 

Carpe Diem (Dead Poets Society) – Maurice Jarre. Homenaje a la película El Club de los Poetas Muertos que simbolizó toda una filosofía en la educación que pone en práctica la expresión Carpe Diem.♫

La nostalgia convertida en optimismo

Alguien en algún momento expresó una frase para practicar la ilusión y el optimismo en circunstancias nostálgicas y predecibles de pesimismo, que dice algo así: “no lloréis las flores que se han marchitado, se estén marchitando o se vayan a marchitar porque siempre os queda el recuerdo de su belleza y su perfume”.

Este el mejor recurso que debemos aplicar para soportar el ciclo natural de la vida porque es tan doloroso perder la presencia de un ser querido que sin gotas de aliciente que nos devuelvan la belleza de sus mejores momentos, sería muy difícil para todo ser humano y el que no lo hace termina marchitándose.

Y qué hacer para no marchitarse durante el otoño de la vida y afrontar lo mejor posible su invierno, pues principalmente dar y recibir calor, cargarse de energía con alimentación saludable y actividad física diaria, dejar la mente volar para respirar la brisa de la felicidad, vivir la vida aprovechando al máximo su tiempo iluminándolo con alegría y un sonrisa que borre los rostros de tristeza, dando vida a otras flores que retoñen con la primavera y generen ilusión a tu ciclo vital y por supuesto Amando y siendo Feliz.

LA VIDA ES UN CONTINUO RETO A LA NOSTALGIA QUE HAY QUE ENFRENTARLO CON ILUSIÓN Y OPTIMISMO
 

“Probablemente de todos nuestros sentimientos el único que no es verdaderamente nuestro es la esperanza. La esperanza le pertenece a la vida, es la vida misma defendiéndose.”

Julio Cortázar

 

Hoy toca ser feliz – Mago de Oz . Canción llena de esperanza, ilusión y optimismo para levantar los momentos de nostalgia.♫