Respirando la libertad de su senda

Entre las sombras densas del follaje, con pequeños reflejos claros que se abren por el dosel arbóreo para iluminar el camino que serpentea los leñosos troncos que componen la densidad del bosque, se respira energía, se respira salud, se respira vida y libertad.

Pasear en cualquier periodo estacional por las entrañas del bosque caducifolio es un placer para los sentidos del caminante; en invierno rodeado de un manto blanco y refugiado del viento invernal nos aporta paz, sosiego y tranquilidad, en primavera brotando las copas y renaciendo la vida por todos sus lares nos da vitalidad y alegría, en verano repleto de sombras nos proporciona ese frescor que nos libera de la soleada llanura y en otoño, quizás su mejor estación, con su magnífico collage de tonos entre rojizos y ocres y su especial aroma a humedad entre frutos silvestres y hongos que regeneran el suelo, nos aporta dosis de nostalgia, belleza e inspiración que equilibran la astenia otoñal.

El bosque es un completo ecosistema autoregulado, donde la parte aérea se complementa a la perfección con su parte subterranea, donde las raices y el subsuelo absorben el agua y los nutrientes que contienen para facitilar el crecimiento de árboles, plantas y hongos en la superficie, donde todos éstos fabrican el oxigeno y la materia orgánica que consumirán de nuevo las raices, todo un equilibrio que mantiene viva la belleza del bosque.

Aprendamos a amar al bosque, respetemos su ecosistema, cuidemos la sostenibilidad de su producción y apoyemos cualquier iniciativa que pretenda incrementar su extensión.

 

“Daría un largo paseo por el bosque y embriagaría mis ojos con todas las bellezas del mundo de la naturaleza, intentando desesperadamente absorber el gran esplendor que se despliega en todo momento ante lo que pueden ver.”
Hellen Keller

porque

“Los bosques han enseñado libertad al hombre.”
Paul Bourget

 

George Winston – Autumn ~ Woods. Composición que transmite las sensaciones del bosque en la estación otoñal.♫

Bajo un manto de estrellas

Al relente de una noche de finales de agosto, con fase de luna nueva, suficientemente alejado de la ilumniación resplandeciente de la ciudad, rodeado de montañas con pueblos que apenas alumbran sus calles con luz cálida, inicias un paseo que al poco tiempo te permite observar un cielo oscuro repleto de estrellas, planetas, satélites (naturales y artificiales), la estrella polar fácilmente visible entre toda la bóveda celeste señalando el norte desde el extremo de la Osa Menor y algo más bajo la constelación más reconocida al mirar al cielo, la Osa Mayor, visión interrumpida por algún que otro meteorito que te anima a pedir un deseo y presidiendo el firmamento la galaxia a la que pertenece el planeta desde el que observamos, la Vía Lácteo, todo un bello panorama del que no te cansas de contemplar.

La observación del Universo te permite divagar la mente mientras se admiran sus hermosos paisajes de constelaciones entre todas las galaxias que lo forman, existen y se conocen, ordenado todo ello por leyes naturales que conforman el conjunto del Cosmos.

Esta contemplación nos traslada al mundo de las preguntas, de las dudas, al inicio de la filosofía pero al mejor mundo que nos puede enviar es al de la imaginación, del cual no debemos de abandonar desde nuestra infancia hasta nuestra vejez, la imaginación nos desarrolla la mente y los sueños, tan necesarios en nuestra evolución como personas.

Observemos el Universo, imaginemos y soñemos, que tanta falta nos hace para conseguir un mundo más bello.

 

“Y si crees que eres como cualquier ser, como cualquier cosa, eres todos los seres, todas las cosas. Eres el universo.

“Voces” de Antonio Porchia

 

Vangelis – Cosmos. Hermosa melodía compuesta por Vangelis para la mítica serie televisiva Cosmos de Carl Sagan.♫

El espejo luminoso del plenilunio

Los mitos, leyendas, creencias y simbología que, a lo largo de la historia, culturas ancestrales y actuales, ocasiona el instante pleno del satélite terrestre de entre todas sus fases del ciclo lunar es tan variado y disperso que difícilmente se podría concretar su significado.

La luna llena viene representando la iluminación, el desenlace, la inquietud, la culminación, el final, el fruto, la recolección, la productividad, la imaginación desenfrenada, la creativa, la transformación, la plenitud, la intensidad, la emocionalidad, la plenitud espiritual.

Entre la luna creciente y la luna menguante, se ilumina toda ella con el reflejo solar en la oscuridad de la noche terrestre, con su influencia magnética sobre la Tierra, los mares, los seres humanos, animales y plantas.

Simbolice una u otra cosa, lo que es innegable es la belleza que transmite la imagen de la luna iluminada completamente por el sol, hipnotizando a cualquiera que le dedique un poco de tiempo a su contemplación.

Luz que ilumina el camino cuando la oscuridad intenta cegar cada paso, evitando los tropiezos y perdidas que en la noche se puede producir.

Déjate atrapar por la magia de la luna llena y disfruta de su belleza en cada uno de los ciclo lunares.

 

“Sé la frase que encanta y que comprende
y sé callar cuando la luna asciende
enorme y roja sobre los barrancos.”

Última estrofa del poema “Soy” – Alfonsina Storni

 

Corto “Full Moon Silhouettes” – Música de Dan Phillipson (Tenderness). Magnífico corto que muestra la silueta en movimiento de una noche mientras sale la luna llena.♫

Silenciosa blancura al amanecer

Las ciudades son un continuo generador de sonidos, mayoritariamente ruidosos y molestos, debido a la actividad continua que se mantiene en su interior al no tener ni un minuto de parada, silencio y descanso, ni de día ni de noche. Los urbanitas, buscando sosiego, relax y descanso, se desplazan semanalmente a lugares de retiro que les proporcione ese espacio y silencio que rompa con el estrés de la urbe.

Sin embargo, hasta en el más recóndito pueblo, campo o el bosque más apartado de la civilización, el paisaje sonoro sigue existiendo aunque el origen natural de su procedencia haga que sea suave, ameno y relajante, al cambiar el runrún del tráfico por el canturreo de las aves, el murmullo de las calles por el susurro del viento y el ajetreo de los comercios por el fluir de las aguas.

Pero el silencio es difícil de encontrar, incluso en las noches boscosas donde el ululante sonido de la lechuza al acecho de los pequeños roedores que buscan alimentos entre la hojarasca, acompañado del aullido de los lobos o el canto del cucú al amanecer, hacen que la melodía sonora sea permanente.

Y de repente, un día frío de invierno en pleno febrero, al atardecer en el bosque se inicia un leve niveo con el cielo blanquecino que va oscureciendo a medida que la ventisca se aproxima al anochecer. El silencio se va apoderando de la noche mientras los copos se deslizan sobre las copas de los árboles y al llegar el amanecer el silencio es total con un manto de nieve que cubre todo la vegetación, los animales permanecen ocultos en sus madrigueras y las ramas se mantienen inmóviles por la calma que se crea en el ambiente nevado de una blancura silenciosa.

Si tenéis la oportunidad de disfrutar de esta belleza, no hay que dejar pasar el momento de vivirlo.

 

“El efecto de la nieve es admirable, sobre todo durante los días sin sol, cuando el azul del cielo está enteramente velado por las nubes y hasta adquiere un tono obscuro por su contraste con la superficie de la tierra, cubierta de resplandeciente blancura..”

Élisée Reclus

 

When Winter Comes – André Rieu. Composición que transmite la calma que se produce con las nevadas al llegar el invierno.♫

Destruyendo la belleza de la naturaleza

Es de lamentar finalizar un año destruyendo parte de la belleza de nuestra naturaleza cuando nos sorprende a diario incendios provocados en masas forestales de zonas humedas de España, en un mes que normalmete hace frío, llueve y nieva.

Los seres humanos seguimos pensando individualmente de forma egoista sin pensar que el daño que ocasionamos a la Tierra nos lo hacemos a nuestra propia casa. A nadie se le ocurre incendiar la mesa donde come, el sillón donde descansa o la cama donde duerme, en definitiva, el hogar donde vive. Sin embargo, el individuo en cuestión, es capaz de prender fuego al planeta que habita por meros intereses particulares sin pensar en el bien común.

En junio con “Mas grados menos naturaleza” ya reflexionaba sobre el cambio climático que hasta los más excepticos ya reconocen que debe ser una realidad cuando en invierno estamos viviendo climas templados y las cumbres estan peladas sin nada de nieve. Pero en este caso no voy a volver a dar recomendaciones pues las hay por todas partes si se quieren saber y aplicar, sólo quiero indicar que al igual que un organismo se manifiesta con fiebre para alertar de un síntoma, la Tierra se manifiesta con los efectos climáticos que estamos viviendo para indicar que la estamos enfermando de polución y destrucción de su vegetación.

Todo final de año se vive con alegría por dejar detrás todo lo malo que empaña la belleza y por iniciar con ilusión un nuevo año que esperamos siempre sea mejor, aunque siempre aparecen hilos de tristeza por la ausencia de algún ser querido. Sin embargo este año 2015 que dejamos como “Año Internacional del Suelo” no debería quedar manchado de las cenizas de los incendios que han provocado el empobrecimiento de tantas hectareas de suelo boscoso, debiendo seguir la aplicación de los consejos de la FAO para todos los años venideros.

 

“Los suelos constituyen el fundamento de la vegetación y la agricultura. Los bosques los necesitan para crecer. Los necesitamos para obtener alimentos, forraje, fibra, combustible y muchas cosas más”.

José Graziano da Silva, Director General de la FAO

 

“Primero, fue necesario civilizar al hombre en su relación con el hombre. Ahora, es necesario civilizar al hombre en su relación con la naturaleza y los animales”.

Victor Hugo.

 

Fuego en Asturias. Imagenes de los 140 incendios provocados tras la aprobación de la Ley de Montes que permite recalificar zonas forestales quemadas.♫

El pulmón natural que mejora la salud

Los bosques siempre han sido el pulmón de la Tierra, generadores de gran parte del oxigeno que mantiene la vida de los animales que la pueblan, generadores de enorme riqueza muchas veces mal gestionada, generadores de multitud de seres vivos, animados e inanimados, que han proporcionado durante toda su existencia cantidad de sustancias naturales que utilizaban para su salud los seres humanos nativos en los propios bosques.

En la actualidad con tantos elementos que desequilibran la naturaleza del ser humano generando enfermedades tan diversas, complejas y tan complicadas de curar, resulta necesario acudir a los raices más arraigadas de la Tierra, los bosques centenarios maduros que permanecen prácticamente intactos de la manipulación e intervención de los humanos que por desgracia, en su afán de dominio, desnaturaliza todo entorno que toca.

Los bosques se están convirtiendo en el mejor escape del ser humano urbanita porque nos proporciona belleza visual, tranquilidad emocional, sosiego espiritual, limpieza física para nuestras células y científicamente se esta demostrando que los bosques maduros aportan un aumento de las proteínas anticancerígenas, posibilitan reforzar el sistema inmunitario, con su entorno natural de relax rebaja la adrenalina, reduce la tensión arterial y mejora las emociones que estimulan el sistema límbico del cerebro propio de la memoria, la atención, los instintos sexuales y emocionales de placer, miedo o agresividad, toda una lluvia de salud.

El valor terapéutico de los bosques es una realidad que cada día más se demuestra con casos prácticos llevados a cabo en estudios universitarios y hospitalarios que reflejan sus enormes cualidades beneficiosas para la salud.

CUIDEMOS LOS BOSQUE PORQUE ELLOS NOS CUIDARAN, ALIMENTEMOS LA SALUD DE LOS BOSQUES PORQUE ELLOS NOS ALIMENTARAN.

 

“Si supiera que el mundo se acaba mañana, yo, hoy todavía, plantaría un árbol.”

-Martin Luther King-

porque

“Algún día el árbol que has tronchado te hará falta para respirar.”

-Iris M. Landró-

de tal forma que

“Quien planta árboles está al lado de la eternidad. Nuestra codicia legítima de más bosques es la búsqueda de una humanidad más humana.”

-Joaquín Araújo-

 

Hymm – El Bosque Encantado. Composición musical que nos adentra en las profundidades del bosque para nutrirnos de salud♫

La belleza del cambio en otoño

La temporada estival ya terminada nos deja nostalgia en el recuerdo de los mejores momentos del verano, añorando la cantidad de luz que nos proporciona el sol a lo largo del día y la cantidad de frutas y verduras que nos ha dejado la huerta durante todo el periodo.

La mirada en el atardecer oscuro y nublado se nos pierde tras la profundidad de los recuerdos de “La atracción de la mar que te imanta.”

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fotos realizadas por Luis Antonio Sánchez.

 

Y ahora inmersos en la estación otoñal el cambio que se produce es de lo más necesario para preparar la temporada invernal, las horas de sol se reducen, el frío empieza a paralizar la clorofila en las hojas provocando esa tonalidad ocre, marrón y rojiza que representan uno de los más bellos espectáculos que nos brinda el paisaje cuando todos los árboles caducifolios se tiñen de esos bellos colores y se inicia la etapa de recolección de los frutos que nos proporciona el bosque.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fotos realizadas por Luis Antonio Sánchez, Pamela Huertas y Gonzalo Huertas.

 

Todo cambio radical trae reflexión, meditación y adaptación a un tiempo de nuevas enseñanzas que alimentan nuestro conocimiento para prepararse a la regeneración del nuevo año.

Agradece la belleza que trae el otoño con sus cambios, ese paso del verde esperanza de los prados al amarillo de las cosechas para terminar en la variedad de rojos pasión de los bosques.

 

“El otoño es una segunda primavera, cuando cada hoja es una flor.”

-Albert Camus-

 

Autumn – Brian Crain. Composición dedicada al Otoño y acompañada por unas imágenes que lo escenifican en cada nota.♫

La atracción de la Mar que te imanta

¿Que tendrá el Mar, los Océanos y sus límites en la playa? ¿Será la inmensidad de su superficie que cubre todo el horizonte, será el volumen de sus aguas que todo lo ocupa o será el vaivén de sus olas que hipnotizan la mirada? No sé lo que será pero de lo que sí estoy convencido es de la atracción que de él emana y que te imanta en sus orillas.
 
El ser humano, desde su existencia en los orígenes de la evolución, siempre ha estado vinculado a la Mar, inicialmente con la pesca y la navegación de sus aguas y posteriormente de una forma más poética y romántica. Lo cierto es que algo de atracción debe existir cuando se puede comprobar que, ya un bebé que apenas puede gatear,se arrastra hacia la orilla con tal de alcanzar esas olas que vienen y van.
 
De lo más recomendable es una terapia sentado en la arena humedecida de una playa mientras nos acaricia con sus olas delicadas, preferentemente al atardecer viendo consumir los minutos de sol, escuchando el oleaje y las gaviotas de fondo, ensimismado en el devenir de las olas y respirando esa brisa tan especial procedente del mar, que te transmite una tranquilidad y sosiego tal que te tranforma en un ser inmerso con la naturaleza marina que te rodea.
 
Y no decir nada de la inspiración que ha ocasionado el Mar en la poesía y la música, estando ambas repletas de ejemplos que no puedo ilustrar nada más que con este maravilloso poema de Pablo Neruda que sintetiza todo lo que se puede decir de la Mar.
 

NECESITO del mar porque me enseña:
no sé si aprendo música o conciencia:
no sé si es ola sola o ser profundo
o sólo ronca voz o deslumbrante
suposición de peces y navíos.
El hecho es que hasta cuando estoy dormido
de algún modo magnético circulo
en la universidad del oleaje.
No son sólo las conchas trituradas
como si algún planeta tembloroso
participara paulatina muerte,
no, del fragmento reconstruyo el día,
de una racha de sal la estalactita
y de una cucharada el dios inmenso.

Lo que antes me enseñó lo guardo! Es aire,
incesante viento, agua y arena.

Parece poco para el hombre joven
que aquí llegó a vivir con sus incendios,
y sin embargo el pulso que subía
y bajaba a su abismo,
el frío del azul que crepitaba,
el desmoronamiento de la estrella,
el tierno desplegarse de la ola
despilfarrando nieve con la espuma,
el poder quieto, allí, determinado
como un trono de piedra en lo profundo,
substituyó el recinto en que crecían
tristeza terca, amontonando olvido,
y cambió bruscamente mi existencia:
di mi adhesión al puro movimiento.

-Pablo Neruda. El Mar-

 

Mychael Danna – Sky 7. Música relajante a la brisa del Mar♫

 

Y si lo quieres experimental y no lo tienes cerca de tí, cierra los ojos, inspira y vuelve a abrirlos observando y escuchando este vídeo.

 

Ocean DVD – Blue Seas with Relaxing Videos of Beaches with Nature Sounds. El sonido del mar a tu lado♫

Más grados menos naturaleza

Que el calentamiento global del planeta es una realidad ya no hay nadie que lo pueda negar. Cada verano es más caluroso y más frecuentes las oleadas de calor, la primevera es cada vez más corta al igual que el otoño y los fuertes frios del invierno se reducen a pocas semanas.
 
Con este cambio climático que estamos provocando de la mano del ser humano con nuestro afán de crecimiento sin respetar el medio, cada grado de temperatura que se incrementa reduce la existencia del ecosistema terrestres, aéreo y marítimo. Se produce más deshielos, avanza más el desierto, el calentamiento atmosférico provoca más huracanes y tornados, el mar se calienta incrementando el crecimiento de algas, los animales emigran buscando sombra y agua, los bosques se queman, la vegetación se seca y los humanos resistimos con frío artificial en interiores que provoca más calor en exteriores.
 
Con este panorama, ¿dónde esta la belleza? En la conservación del medio ambiente y en la restencia a este calentamiento mediante medidas que lo puedan repeler, plantando árboles principalmente y siendo mucho más respetuos con los ciclos naturales de los ecosistemas que mantengan su equilibrio y sostenibilidad.
 
¿Qué hacer? Acciones sencillas de ámbito local que tienen una repercusión global. Prioriza el transporte colectivo al individual, reduciendo emisiones de gases de efecto invernadero y facilitando la belleza de la comunicación interpersonal. Reduce el consumo energético doméstico utilizando fuentes renovables, cambiando la iluminación con led y apagando más la TV que te facilita la belleza de la comunicación y el divertimiento del núcleo familiar. Reutiliza todo lo que puedas, evita el uso de plásticos y favorece la separación de residuos y su reciclaje reduciendo la acumulación de basura que termine en el vertedero o en la incineración, facilitando la belleza de prados libres de plásticos y cielos limpios de polución. Consume más frutas y verduras reduciendo el consumo de carne de ganaderías extensivas y procurando en lo posible que dichos alimentos sean de origen sostenible y ecológico para facilitar los ciclos naturales y la belleza de la diversidad de paisajes en labranzas, huertos y granjas controladas ecológicamente.
 
SE FELIZ DISFRUTANDO DE LA BELLEZA DEL MEDIO AMBIENTE MEDIANTE SU CUIDADO Y RESPETO.

“Produce una inmensa tristeza pensar que la naturaleza habla mientras el género humano no la escucha”.

-Victor Hugo-

porque

“Solo después de que el último árbol sea cortado, solo después de que el último río sea envenenado, solo después de que el último pez sea apresado, solo entonces, sabrás que el dinero no se puede comer”.

-Profecía india-

 

Michael Jackson – Earth Song. Un genio de la música en una canción desgarradora por el Planeta Tierra. Canción de la Tierra subtitulada en Español♫

 

Después de la tormenta viene la calma y para ello el siguiente video que muestra la velocidad del amor hacia la Tierra.

 

Suzanne Ciani – The Velocity of Love. Composición que te lleva a la serenidad de amar la Tierra♫

La danza encantadora de las nubes

La habilidad de volar que disfrutan las aves les permite danzar en un mar de nubes sin poder senter el disfrute que ello ocasionaría en un ser humano. En “La libertad de volar” experimentaba esa sensación desde el escenario de los sueños.

Sin embargo no es necesario la experiencia de soñar un vuelo o el uso de cualquiera de los dispositivos de vuelo que existen para poder sentir la belleza de las nubes danzando en el cielo. Tan solo es necesario tener un poco de tiempo y un buen lugar con una vista despejada y espacio para tumbarse hacia la atmósfera, dejando que pase el desfile de cirros en lo más alto de la troposfera cambiando en sus diversas tonalidades conforme evoluciona las fases del día o contemplar el baile ascendente de los cúmulonimbos que impresionan con su complejidad de formas y en la oscuridad de sus grises.

Esas imágenes que dibujan paisajes en el cielo son tan hermosos que encandilan la vista y extasían los sentidos, dejándote una sensación de bienestar inolvidable a semejanza de la libertad que se experimenta en el sueño de volar. A veces es necesario parar un poco y dejarse llevar por esos encantos.

 

“Sólo nubes con nubes, siempre nubes más allá de otras nubes semejantes, sin palabras, sin voces, sin decir, sin saber; últimas soledades que no aguardan mañana.”

-Luis Cernuda

 

Alasdair Fraser – Paul Machlis … Skye Dance. Un hermoso video de nubes danzando al son de una música que acompaña su baile. ♫